Infertilidad Masculina

Infertilidad Masculina

Infertilidad Masculina

Debido a que se conocen bien las características que debe tener el esperma para una fecundación normal, cualquier resultado anormal obtenido de las pruebas de esperma (espermograma) sugiere un problema de factor masculino.

El espermograma es el análisis más frecuente para evaluar la infertilidad masculina.

Las clínicas especializadas en Técnicas de Reproducción Asistida (TRA) también han utilizado la Fertilización In Vitro (FIV) como prueba de diagnóstico. Es muy frecuente que la fecundación de óvulos sanos en el laboratorio no pueda llevarse a cabo debido a un funcionamiento anormal de los espermatozoides. Por lo tanto, el fracaso de la (FIV) puede proporcionar evidencias más concluyentes de esterilidad de factor masculino.

El espermograma es el análisis más frecuente para evaluar la infertilidad masculina y puede revelar las siguientes anormalidades:

  • Oligospermia: recuento bajo de espermatozoides
  • Hypospermia: producción insuficiente de esperma, esto puede darse debido a una falla testicular o una obstrucción
  • Azoospermia: ausencia de espermatozoides, normalmente se producen por lo menos 20 millones de espermatozoides por ml. de semen; una cuenta menor se considera anormal
  • Asthenozoospermia: poca movilidad; generalmente menos del 30% de los espermatozoides móviles. Si esto ocurre, los espermatozoides no podrán desplazarse por el cuello del útero para encontrarse con el óvulo en la trompa de Falopio
  • Teratozoospermia: morfología inadecuada. Esta condición impide al espermatozoide penetrar las capas externas del óvulo debido a su forma anormal.

Las anormalidades espermáticas no son la única causa de la infertilidad masculina. Puede haber problemas relacionados con el coito, quizás debido a disfunción eyaculatoria o a impotencia.

Recientes investigaciones han revelado que n número alto de parejas sufren de esterilidad inmunológica, que consiste en el rechazo del esperma por parte del sistema femenino. Otra causa de infertilidad masculina es el varicocele, que reside en la dilatación de la vena espermática en el escroto.

Tratamiento

Actualmente, aún las causas más difíciles de infertilidad masculina son susceptibles de tratarse por medio de (TRA), e incluso los casos más graves en los que hace algunos años la única solución era la inseminación artificial con esperma de un donador o la adopción, han podido tratase con éxito mediante las nuevas técnicas de microinyección del esperma (ICSI), por sus siglas en inglés. Otra alternativa para hombres con azoospermia, es la aspiración de epidídimo o hacer una biopsia del testículo para obtener espermatozoides.

Cuando el hombre padece de un trastorno conocido como hipogonadismo hipogonadotrópico (incapacidad de los testículos para generar espermatozoides), puede administrarse un tratamiento de sustitución de hormonas para estimular los testículos. A estas hormonas de la reproducción se les conoce como gonadotropinas, que pueden ser administradas tanto en el hombre, como en la mujer para estimular el desarrollo de óvulos.

Técnicas de Microinyección:

En los últimos años, las técnicas de Inyección Intracitoplasmática de Esperma ICSI, han constituido una importante innovación y finalmente han resultado en un tratamiento viable incluso en los casos más difíciles de infertilidad masculina. Anteriormente, la única opción que los médicos ofrecían era la adopción. Ahora, ICSI ofrece una verdadera solución terapéutica.

La técnica de ICSI se lleva a cabo mediante el uso de los más sofisticados microscopios e instrumentos de manipulación microscópica. Los embriólogos, por ejemplo, pueden sostener un huevo humano en la punta de una pipeta de succión fina y penetrarlo con una aguja siete veces más delgada que el diámetro de un cabello. En la concepción normal, una sola eyaculación pude contener más de 200 millones de espermatozoides viables, sin embargo, sólo unos cientos de ellos llegarán al óvulo liberado en la trompa de Falopio y tendrán oportunidad de fertilizarlo.

Actualmente con 10 espermatozoides y con ICSI, hay una esperanza real para hombres con este problema.

Actualmente, datos estadísticos mundiales revelan que el 70% de los óvulos inyectados se han fertilizado. El ICSI se recomienda especialmente en parejas en donde el factor masculino es la causa de la infertilidad y cuando ciclos del IVF han fallado.

Es importante mencionar el riesgo teórico de transmitir enfermedades hereditarias, tales como fibrosis quística o la misma causa de infertilidad a los bebés de sexo masculino.

Antes :

Antes

Durante:

Durante

Para más información visite: www.clinicasantamaria.net

Aseguradoras

Desarrollado por:

Regilete Network Regilete Network